miércoles, 9 de agosto de 2017

La casa entre los cactus

La casa entre los cactus
Autor: Paul Pen
Editorial: Plaza &  Janés 




Sinopsis:

Elmer y Rose han creado una familia perfecta entre los enormes cactus de un remoto paisaje desértico, un hogar lleno de amor para sus cinco hijas, todas con nombres de flor: Edelweiss, Iris, Melissa, Dahlia y Daisy.

Pero la inesperada llegada de Rick, un excursionista en busca de refugio, revoluciona a las hermanas. Y cuando Elmer y Rose descubren que el muchacho no es quien dice ser, el enfrentamiento que librarán -una lucha entre la verdad y la mentira, la justicia y el crimen- destapará terribles secretos que cambiarán para siempre la vida de todos ellos.


Crítica:

Para mi siempre es un placer leer un libro de Paul Pen, ya me tenía cautivada con El brillo de las luciérnagas (que si no habéis leído deberíais hacerlo), y ahora me ha re-enamorado con su escritura, llevándome al límite y haciendo que no pueda parar de leer hasta haber descifrado todos los misterios (dos días me ha durado, es un dato importante).

No quiero hacer mucho spoiler de este libro, porque es mejor que os dejéis llevar por el, pero os voy a dar un par de claves, para que os den muchas ganas de leerlo.

Desde el principio, entre Elmer y Rose, había algo turbio en ellos que me hacía echarme para atrás, tanto misterio, vivir lejos de la civilización...algo escondía. No me equivoqué, porque son los personajes que más secretos guardan y los que al final mas te echan para atrás, y deseas que se haga justicia. 

Las niñas, todas me han cautivado la verdad, a partes distintas cada una, todas tienen una parte bonita que enseñar al mundo y que enseñar al lector (también he de admitir que a veces las gemelas me volvían loca repitiendo todo), tienen un don especial en su personalidad y son superbuenas muchachas.

Y por último, tenemos a Rick, el hombre que perturba la calma del desierto, me ha hecho llorar tanto todo lo que el cuenta, cómo le suceden las cosas, cómo se come toda la historia y cuando descubres la verdad se rompe algo en el interior, que diré que me ha fascinado este personaje y es la clave de todo el libro, y sobre todo por no decir mucho me ha encantado como está narrada la escena en la que se da la mano con Melissa, y hasta ahí puedo escribir.

Y desde aquí hago un llamamiento a Paul Pen que siga escribiendo tan bien, dejándonos boquiabiertos con sus obras, haciendo que pensemos mucho (incluso a veces demasiado) y que siga haciéndonos viajar a lugares remotos donde este thriller psicológico te lleva.

Y por lo demás, no quiero contar más porque sé que al final soltaría algo que me arrepentiría, estropearía el libro y quiero que descubráis por vosotros mismos, que oculta La casa entre los cactus.


Natalia Garrido.

viernes, 4 de agosto de 2017

Por mucho que duela

Por mucho que duela
Autor: Tyler Knott Gregson
Editorial: Espasa es Poesía (Grupo Planeta)



Sinopsis: 

¿Te suena ese momento en el que un escritor, alguien desconocido para ti, describe de manera exacta lo que sientes y que has sido incapaz de expresar en palabras? Te sientes rebosante de felicidad porque, de alguna manera, ese escritor te entiende mejor que nadie. Y te unes a él de por vida.

Tyler Knott Gregson es ese tipo de escritor. Y Por mucho que duela, un conjunto de poemas escritos en una vieja máquina de escribir, los textos en los que te reconocerás.


Crítica:

Como siempre lectores, me decidí por este libro por el título. Me entró mucha curiosidad ver qué podía esconder un libro que a simple vista, estaba lleno de dolor. 

Puedo afirmar ahora, que sí que es un libro que está lleno de dolor, de un alma castigada, pero desde la perspectiva del que sabe que hay luz. Buscarla, perseguirla, y encontrarla te hace mucho más valiente, y te define también.

Sabéis que valoro mucho que un libro sea capaz de hacerme reflexionar no sólo de transmitirme emociones, que lo hace. Pero me gusta que el autor, ajeno a ti totalmente, sea capaz de que tú dándole vida a sus palabras mediante la lectura, reflexiones sobre ti misma.

He seleccionado muchos fragmentos que me han sacudido, pero os dejo algunos sólo:

- ¿Y si somos la respuesta y el amor era la pregunta?
- Si yo soy una ola, tú eres el mar.
- Si la vida es un signo de interrogación, tú mi amor, eres el período orgulloso y audaz que se escribe con certeza.

Lectores, por mucho que duela, siempre se puede buscar la luz, incluso hasta en el fuego que arrasa con todo.

Ángela Zurita.